Soñando despierto sobre nuestro viaje en bicicleta por América

Se nos ha hecho largo este año en Inglaterra, especialmente los últimos meses, y aún nos queda aguantar otro invierno antes de ponernos a recorrer el mundo en bicicleta.

Cuando llegamos a Mánchester en Junio del año pasado teníamos pensado aguantar sólamente un año por estas tierras, pero pese a la monotonía del día a día decidimos alargar unos pocos meses más este periodo de hastío.

El mes pasado Ilze visitó Letonia, la semana que viene iremos a España, en Septiembre recorreremos Escocia en bicicleta y, entre medio, haremos alguna escapada como a la cabaña de un amigo en mitad del Parque Nacional North York Moors, junto al mar.

No suena tan mal, ¿no? Y además estamos ahorrando bastante, por cada mes que pasemos de más en Inglaterra nos dará para viajar en bicicleta durante medio año extra… ¡Así que merece la pena el esfuerzo!

Una compañera de trabajo mexicana fue a visitar a su familia recientemente, y viendo algunas fotos me hizo reflexionar sobre la parte americana de nuestra ruta en bicicleta por el mundo. En teoría este trecho del viaje queda para mucho más adelante, por lo que nunca nos paramos demasiado a pensar en ello.

Queremos ir desde Alaska hasta la Tierra del Fuego, recorrer la costa Oeste de los Estados Unidos y zigzaguear por latinoamérica pedaleando por el Salar de Uyuni hasta llegar a la inmensidad de la Patagonia. No nos hemos parado a pensar cómo cruzaremos Colombia, si visitaremos Santiago de Chile o si tiraremos más hacia la zona de Buenos Aires; tal vez vayamos al Machu Picchu o quizás sea una buena idea hospedarse en un hotel bonito en Querétaro para descansar de tanta acampada.

La subida interminable en el Túnel Caracoles, Chile

Fotografías de elpedalero.

Dándole vueltas al tema comenzamos a plantearnos la posibilidad de empezar a viajar en pleno invierno; en lugar de comenzar por Europa en dirección a China podríamos coger un vuelo a Sudamérica y empezar en el hemisferio Sur. De este modo nos saltaríamos un invierno, como cuando fuimos al Sudeste Asiático en el otoño de 2011.

Te gustará:
Acampada libre en el Mediterráneo francés

No lo tenemos claro, no hemos pensando sobre posibles rutas en Sudamérica, pero es otra posibilidad por si se nos hace demasiada larga la espera hasta la próxima primavera.