¿Hacer un seguro de viaje?

¡Los seguros médicos son para los débiles y cobardes! Es una exclamación bastante exagerada pero en cierto modo reflejaba mi punto de vista durante mi viaje por Europa. No me preocupaba lo más mínimo la posibilidad de contraer alguna enfermedad o de tener algún accidente ya que consideraba que con facilidad podría llegar a España para tratarme.

De hecho, por no hacer, ¡ni siquiera solicité la tarjeta sanitaria europea! ¿para qué? ¡si en un par de días puedo llegar a España haciendo autoestop desde la otra punta de Europa!

Cuando fui a Marruecos fue más de lo mismo, para un par de semanas que pensaba estar por allí poco podía llegar a pasar. ¿Qué sería lo peor? ¿una cagalera? Pues a tomar lo primero que me dieran en la farmacia de turno y solucionado.

Pero claro, ahora que nos vamos a Malasia, y de allí a recorrer lo que se nos ponga por delante… el planteamiento cambia. Allá donde vayamos nos encontraremos con un clima completamente diferente, unas enfermedades distintas y bacterias nuevas. Mosquitos que no son mosquitos, sino helicópteros cargados de enfermizas municiones; y a saber qué otros insectos encontraremos, nos picarán o nos comeremos a la plancha.

No me malinterpretéis, pese a todas las vacunas que nos hemos metido, no me reconcome la cabeza lo más mínimo los posibles riesgos médicos del viaje que se avecina, pero sí que considero que debemos tomar las debidas precauciones esta vez.

En mi caso, y tras cinco años de independencia, me volví a colocar como beneficiario de mi padre. Como él es funcionario esto me permite incluirme en su seguro con Muface, que ofrece pago a posteriori de aquellas emergencias médicas que pudieran surgir. Según de lo que se trate tocará tirar de tarjeta de crédito pero, si pagan tal y como dicen, el mal será menor.

Te gustará:
11.000 Km y 11 meses viajando por Europa con 3€ diarios

Para Ilze estuve revisando seguros de viaje españoles, letones y mundiales. Tras mucho revisar acabamos optando por contratar uno con ARAG a través de Ibercaja. Parece de chiste pero salía más barato a través del revendedor que directamente contactando con la propia compañía aseguradora.

El seguro en cuestión ofrece una cobertura de 18.000€ cada vez que haya una emergencia sanitaria, no acumulándose el coste de los gastos de una a otra asistencia solicitada. Además cubre robos del equipaje hasta 1.400€, incluye repatriación, así como otras coberturas típicas. Lo contratamos por seis meses y costó casi 230€.

Según a dónde nos lleven nuestros pies decidiremos si merece la pena renovarlo, si contratamos otro más baratillo, o si nos lo podemos ahorrar.

¿Algún seguro de viaje más barato que nos recomendéis para la próxima?