Pablo prepara la mochila (II): Pequeños extras

Aquí englobo todas aquellas cosas relativamente pequeñas que reparto por los bolsillos de la mochila. Desde utensilios de supervivencia a adaptadores de corriente. A continuación lo enumero por orden según como aparece en la imagen:

  • Una baraja para entretenerse en ratos aburridos.
  • Un mechero por si toca encender algún fuego.
  • Un mosquetón.
  • Un tenedor-cuchara-cuchillo, muy práctico para comer todo tipo de platos que llevemos preparados en taperwares o tras comprar en alguna tienda.
  • Un trípode soporte para la cámara, para poder sacar fotos de nosotros sin necesidad de una tercera persona.
  • Algunas toallitas húmedas, nunca sabes cuando te va a entrar un apretón.
  • Pañuelos.
  • Un silbato brújula, nunca lo he utilizado, pero ya que lo tengo… porque no cargar con él.
  • Unos pocos preservativos, para ir tirando al menos durante el primer mes de viaje.
  • Una máscara para dormir cuando haya mucha luz.
  • Unos tapones para los oídos, imprescindibles para tratar de dormir en ambientes ruidosos.
  • Una cuerda, hacía meses que quería comprarla y por fin lo hice, para tender la ropa en cualquier parte. Además puede tener otros muchos usos… ¿alguna idea?
  • Una navaja multiusos con abrelatas, abre botellas, navaja y otras tantas funcionalidades.
  • Un pendrive y un disco duro portátil, para copias de seguridad.
  • Una linterna que funciona sin pilas, unas cuantas vueltas a la manivela y tenemos luz durante horas.
  • Bolígrafo y lapicero.
  • Una batería y tarjetas de memoria de repuesto para la cámara.
  • Una agenda para ir anotando direcciones y compromisos, ¡nunca sabes cuando se te acabará la batería del móvil!
  • Rotuladores permanentes para hacer los carteles a la hora de hacer autostop, siempre conviene tener más de uno.
  • Gel para lavar las manos sin agua.
  • Un adaptador de enchufes universal y un adaptador de tres salidas para conectar varios gadgets.
Te gustará:
¿De dónde puedo sacar el dinero para viajar?

¿Echáis algo en falta?