8 lugares que nos han sorprendido durante nuestra vuelta al mundo en bicicleta

El viajar en bicicleta tiene la particularidad de obligarnos a pasar por buena parte de cada país que pasamos sin necesidad de hacer grandes planes al respecto.

En ocasiones llegamos a sitios extremadamente turísticos sin que lo supiéramos de antemano, y en otras ocasiones acabamos en lugares totalmente desconocidos pero que son auténticas perlas ocultas.

Estos son algunos de esos destinos que, pese a no conocerlos de antemano, nos sorprendieron gratamente:

1. La Bahía de Kotor en Montenegro

Estrellas en la Bahia de Kotor

Recorriendo los Balcanes llegamos a Montenegro, país del que no sabíamos mucho más allá de que estaba explotando turísticasmente y de que había playa y montaña.

Lo que no nos esperábamos era disfrutar de una primera noche tan paradisiaca, poniendo nuestra tienda de campaña en las playas de las bocas de Kotor.

2. El Monasterio de Sumela en Turquía

El Monasterio de Sumela en Turquia

¿Un monasterio cristiano en las montañas del Norte de Turquía? Sí, exactamente.

Cerca de la ciudad costera de Trabzon se encuentra monasterio greiego ortodoxo, a una altitud de unos 1200 metros, fundado por del emperador Teodosio I en el siglo IV.

3. El Cañón del Infierno en Armenia

Acampando bajo las estrellas en el Cañon del Infierno en Armenia

Una zona de barrancos totalmente desconocido para el turista y que de vez en cuando es visitado por grupos que aprovechan sus paredes para hacer escalada.

Fuimos allí junto a un grupo de gente que acabábamos de conocer y que pasaron la tarde haciendo rock climbing mientras nosotros nos pateábamos las montañas de los alrededores.

4. Los senderos junto al lago Issyk-Kul en Kirguistán

Cicloturismo en Kirguistán

El lago Issyk-Kul es un destino muy popular por los turistas rusos, que se quedan en los resorts del Norte de este enorme lago alpino.

Te gustará:
Bienvenida a Francia en bicicleta

Nosotros lo recorrimos en bicicleta por la zona Sur por pequeños caminos de tierra.

5. La carretera de montaña hasta el lago Sayram en Xinjiang, China

Cicloturismo en las montañas de China

Cuando llegamos a China no teníamos la más remota idea de qué tipo de terreno y carreteras nos encontraríamos.

Al segundo día nos tocaba comenzar una ascensión por una autovía que resultó ser muy tranquila y agradable, con fabulosas vistas, naturaleza y múltiples rincones donde acampar.

6. La ruta desde Danba hasta Tagong en Sichuan, China

Acampando en la Meseta Tibetana en China

Cuando salí de Chengdu hacia la meseta tibetana muchos amigos que conocían la zona me iban recomendando pueblos que debía visitar, pero al final si había algo que destacar eran las carreteras de montaña, cañones y ríos.

El tramo de carretera entre Danba y Tagong fue absolutamente espectacular.

7. Los caminos de Kumano Kodo en Japón

Senderismo en el camino de Kumano Kodo en Japon

Durante el año y pico que estuvimos en China aprovechamos para escaparnos a Japón un par de meses.

No queríamos pasar todo el tiempo en ciudades, sobretodo dado nuestro plan de hacer acampada libre y urbana cuando hiciera falta.

Habíamos oido hablar de los caminos de Kumano Kodo, algo así como un Camino de Santiago japonés donde se rinde tributo a la naturaleza.

Los caminos de piedra a través de montañas y bosques nos robaron el corazón.

8. La catarata Jelawang en Malasia

Catarata de Jelawang en Malasia

Como quien no quiere la cosa, una chica rusa que conocimos en Langkawi nos habló de la que supuestamente es la catarata más alta del Sudeste Asiático.

Tras mirar el mapa nos dimos cuenta de que no nos suponía un desvío demasiado grande de la ruta para cruzar a la costa Este del país, así que pasamos unos días acampados en el parque natural donde se encuentra.