Autostop a Łódź (Polonia)

Autostop a Lodz, Polonia

Tras las úlimas pivos (cervezas) y vodkas en Wroclaw me dirigí a Łódź, “Łódź kurwa” para los amigos o HollyŁódź para los interesados en el mundo del cine. El viaje fue relativamente sencillo aunque el comienzo un poco pesado.

Tras colocarme en mi lugar para hacer autostop llegaron unos cuantos más, que me imposibilitaron coger ningún coche durante los siguientes 30 minutos. ¡Imaginaros 6 personas haciendo dedo en 100 metros! ¡Ningún conductor iba a parar en esas circunstancias! Afortunadamente estos autoestopistas polacos desistieron rápidamente y cogieron un autobús, lo que me permitió encontrar mi primer conductor en los siguientes 10 minutos.

Se trataba de un joven polaco muy agradable con el que recorrí gran parte del trayecto, por lo que hablamos no me extrañaría encontrármelo de nuevo en la otra punta del mundo dentro de un año o dos. Finalmente me dejó en uno de los principales cruces de carreteras en el centro de Polonia, en una parada de autobús dirección a Łódź.

Allí tardé menos de 2 minutos en conseguir mi siguiente coche, se trataba de un par de polacos que iban a un pueblo cercano a recoger a dos amigas. No hablaban muy fluido ni me pudieron acercar demasiado, pero fue entretenido.

Cuando las chicas subieron y empezaron a hablar en polaco el copiloto les advirtió que no yo no entendía su idioma, si bien tuve que aclarar que sí entendía y sabía como decir “nasdrobia” (salud) y vodka; lo que curiosamente desató unas cuantas carcajadas.

Con ellos casi somos asesinados por una araña. Resultó que se coló un arácnido en el vehículo, lo que provocó los gritos de las polacas; a los que rápidamente respondió el conductor dándose la vuelta, atrapando la araña y lanzándola por la ventanilla.

Te gustará:
La costa de Montenegro en bicicleta

El único inconveniente es que durante ese intervalo de tiempo se olvidó del volante, cuando volvimos a mirar hacia el frente nos encontramos en el otro carril con un coche viniendo de frente. Afortunadamente el conductor estuvo rápido y evitó el accidente por los pelos, el susto se transformo en risas en menos de dos segundos.

Finalmente un camionero que regresaba a su casa tras unas duras jornadas de trabajo me recogió y me llevó los últimos 35 Kilómetros, sólo tuve que esperar 10 minutos para ello. Estaba deseando regresar a Lodz, donde supuestamente le esperaba su chica desnuda con cerveza fría en la nevera.

Fue bastante gracioso cuando agarró el walkie talkie para hablar con otro camionero de la misma compañía, una de cada diez palabras era “curva” (puta en polaco). De todos modos se trataba de un joven muy agradable que incluso llamó a mi host en Lodz para concretar dónde dejarme y que me asesoró sobre qué tranvía debía coger para llegar a su casa.

¿Algún incidente haciendo autostop?