Historias de nuestros anfitriones de Warmshowers

Son las personas con las que nos encontramos y con las que convivimos las que dan una dimensión adicional a nuestros viajes. Esto es algo que descubrí desde la primera semana de mis viajes en solitario por Europa hace ya 3 años. Si bien un lugar puede ser precioso e interesante, el intimar e intercambiar historias con alguien que vive en dicha región me aporta muchísimo más.

A diferencia de la mayoría de viajeros en bicicleta, nosotros descubrimos Warmshowers antes de comenzar a viajar de este modo. Nos encontrábamos en Vietnam hace 3 años, y andábamos replanteándonos nuestra forma de viajar, estábamos cansados de depender de autostop o medios locales para desplazarnos, queríamos ser totalmente independientes.

Habíamos comenzado a interesarnos por el cicloturismo cuando nos topamos por las carreteras de Laos con un viajero belga en bicicleta, que llevaba más de un año subido al sillín. Su sonrisa lo decía todo. Vivía a base de arroz, pero se le veía realmente feliz.

Indagando sobre cómo viajar en bicicleta descubrimos Warmshowers, que viene a ser el Couchsurfing del ciclista. Y nos registramos allí para consultar si había alguna manera de comprar bicicletas decentes en Vietnam para regresar a Europa pedaleando.

Desgraciadamente fue en esas mismas fechas cuando descubrimos que una bicicleta decente, que pueda cargar el peso del equipaje por carreteras asiáticas sin roturas constantes, es bastante cara.

Nuestro plan cambió, pasamos de investigar a intentar ganar dinero y ahorrar, nos planteamos ir a Australia pero al final acabamos en Inglaterra; y nos olvidamos de Warmshowers.

No fue hasta que comenzamos a recorrer Inglaterra en invierno y Escocia en bicicleta que nos acordamos de esta maravillosa forma de conocer gente local y disfrutar de su hospitalidad y conversación tras un largo día de duro pedaleo.

Te gustará:
Nos casamos en Armenia

Viajando en bicicleta por Inglaterra disfrutamos de anfitriones encantadores

  • Will y su novia se habían escapado en tours por Europa varios veranos, y con ellos compartimos historias de quedarnos atrapados en mitad de ninguna parte poniendo la tienda de campaña en el paso de un camino, debajo de un puente o al lado de la carretera.
  • Jonathan se sobrepuso a una lesión de vertebras que le retiró de la competición de mountain bike, pero que sigue pedaleando en bicicleta reclinada –la única manera de mantener el equilibrio sobre una bicicleta para él- y con grandes planes como el de hacer un recorrido hasta Turquía. Como buen inglés sus viajes siempre llevan un carácter de superación personal y recauda para una ONG.
  • Ralph ronda los sesenta pero sigue pedaleando a lo loco y sin equipaje. Cuando le da, coge la bicicleta y se escapa sin ropa de abrigo ni saco de dormir con intención de dormir en algún granero, incluso en pleno invierno, tiritando enfrente del fuego sin saco de dormir ni ropa de abrigo, con la misma ropa con la que pedaleó durante el día.

Ahora que estamos dando la vuelta al mundo en bicicleta, y que la comenzamos en pleno invierno, decidimos intentar pasar las tardes y noches con gente local siempre que pudiéramos; ya que sino nos limitaríamos a atravesar las regiones y países sin llegar a intimar con la población local. Sin llegar a descubrir la realidad del lugar.

Hosts de Warmshowers dando la vuelta al mundo en bicicleta

  • En Londres pasamos una noche con Sam y Francesca, que dejaron sus trabajos y viajaron durante 1 año desde su querida Londres hasta Camboya -casi- en línea recta y con un par de vuelos de por medio. Nueve meses después de terminar su viaje Francesca dio a luz a su hija, su nueva aventura.
Te gustará:
Bicicletas Thorn Nomad encargadas

  • En el sur de Inglaterra conocimos Julie y Mark, un matrimonio con nietos que cada año se escapan con las bicicletas a América durante unos meses. Este año terminarán su circuito alrededor de Estados Unidos, habiendo recorrido ambas costas y cruzado de lado a lado en una de sus previas escapadas.
  • En Francia conocimos a Alain, un francés muy francés que se reía de nosotros por la barbaridad de equipaje que cargábamos. Ya retirado, aprovecha su libertad actual para viajar en bicicleta. Lleva ya 15 años realizando viajes en bicicleta, yendo con poco más que lo puesto, y entre los que destaca una recorrido de 14 países.
  • En una ciudad costera francesa nos topamos con una pareja joven: Sandrine y Francois. Hace un par de años regresaron tras recorrer Japón y Corea durante un año y 3 meses respectivamente. Con bicicletas japonesas, y con su perro. Sin prisas, con calma, descubriendo el país y aprendiendo el idioma y la gastronomía japonesa. Aunque para aventura de verdad la de la famosa familia Zapp, que según leí en esta página web lleva recorriendo mundo casi 14 años con 4 niños y llevan una vida totalmente nómada.

Experiencias únicas con Warmshowers y Couchsurfing

Y no sólo de historias se trata, sino de experiencias especiales que nunca habríamos disfrutado si no hubiéramos conocido a gente local. En Lituania, esta vez a través de Couchsurfing, una pareja me llevó a una antigua prisión supuestamente habitada por los fantasmas de los presos.

Hace un par de noches, con Warmshowers, nuestro host nos llevó a un cine cerrado del que tiene llaves y donde disfrutamos de una sesión privada.

Te gustará:
Georgia: khachapuris, vino y fotografía

Incluso en casos donde miembros de estas comunidades no hablan inglés, aún es posible congeniar dado los intereses que se comparten. La semana pasada me las arreglé con un peu français e idioma gestual para comunicarme y compartir historias con nuestros anfitriones, que nos inflaron a comer y nos cuidaron como si fuéramos sus hijos pese a las dificultades comunicativas.