El gusanillo de viajar

Hacía muchísimo tiempo que no escribía en el blog, pero es que hace mucho que mi vida dio un gran cambio. Empecé a viajar y mi forma de ver la vida cambió radicalmente. Solo mi mochila y yo, sin cargar ni si quiera con un portátil, la posibilidad de actualizar el blog era bastante remota.

Todo empezó con una escapada a Grecia, allí conocí a gente que estaba viajando mochila a cuestas, de hostel en hostel, recorriéndose durante unos meses un montón de países.

Tras oír sus historias me picó el gusanillo de viajar. Así que nada más volver a España me organicé una escapada de 3 semanas por Reino Unido. Estuve en Inglaterra (Londres, Oxford y Cambridge), Gales (Cardiff) y Escocia (Edimburgo, North Berwick, Glasgow y las Highlands).

Volví a España y a la semana ya estaba cogiendo la mochila de nuevo. Esta vez fueron ya 2 meses en los que pasé por París (Francia), Bratislava (Eslovaquia), Budapest (Hungría), Viena (Austria), Praga y Brno (República Checa), Berlín (Alemania), Poznan (Polonia), Amsterdam (Holanda) y buena parte de Bélgica (Amberes, Bruselas, Gante, Brujas, Menen y Lovaina).

El recorrido hasta ahora ha sido este:

Tras unos días en España de relax ya estoy preparado para marcharme de nuevo, esta vez sin apenas planificar nada. De hecho, si no fuera porque tenía ya los vuelo de vuelta y de salida reservados, aún estaría fuera de España.

Y es que cuando empecé a viajar intentaba ir sobre seguro, llevar todo organizado, más o menos planificado. Pero poco a poco te vas dando cuenta de lo sencillo que resulta viajar hoy en día, de la gran variedad de opciones de las que disponemos para conocer el mundo, y de cómo reducir gastos para poder alargar estos viajes.

Te gustará:
Descubriendo Portugal en bicicleta

En mi primer viaje, durante una semana en Grecia, gasté más de lo que ahora gasto en un mes de viaje. Fui con un vuelo de Iberia, comí en restaurantes, salí de fiesta sin escatimar en gastos, compré suvenires, hice uso del transporte público, pagué autobuses y trenes para moverme por el país…

Actualmente viajo mediante vuelos low cost en oferta (pago una media de 12€ por vuelo todo incluido) cuando las distancias son grandes, pero para distancias más cortas o utilizo buses realmente baratos o hago hitch hiking (autostop).

Sí, habéis leído bien: viajar haciendo dedo. Conocí a un chaval en Praga que estaba yendo desde España hasta Moscú en autostop y me abrió los ojos. Descubrí que no es algo tan extravagante, lo probé, y descubrí que es una experiencia increíble, que te permite abrirte aún más a la gente y conocer gente interesante. Además si te informas descubrirás que hay países donde es facilísimo, en Holanda y Bélgica el tiempo medio de espera fueron 5-10 minutos.

Los alojamientos pasaron de ser hostels con buenísimas referencias y caros a ser hostels un poco más sencillos, con buenas referencias igualmente, algo más tranquilos y mucho más baratos. Pero finalmente descubrí couchsurfing. Una comunidad de viajeros que te permite compartir experiencias y alojamiento con personas que viven en otras partes del mundo. Una invitación a pasar unos días en el hogar de otra persona, descubrir desde cerca su forma de vida y conocer de primera mano la ciudad.

Y del mismo modo dejé de frecuentar restaurantes, ahora sólo voy muy de vez en cuando y en países baratos, en los demás tiro de supermercados y algún take away. Para salir de fiesta dejé de gastar apenas dinero, dos o tres cervezas son suficientes para pasar la noche de marcha, y en según que países apenas supone dinero salir de fiesta. Por ejemplo, en Budapest, mi primera noche allí salí a un night club donde la entrada y tres pintas de cerveza costaban 1,8€ al cambio.

Te gustará:
Soñando despierto sobre nuestro viaje en bicicleta por América

Mi próximo viaje empieza este miércoles: Noruega, Dinamarca, Suecia, Lituania, Letonia, Finlandia, Estonia, Irlanda, Irlanda del Norte, Polonia… y a partir de ahí se acaba la más mínima planificación, ya que hasta ahí había reservado algunos vuelos cuando volví de Grecia.

Después de Polonia mi nueva forma de viajar quedará finalmente establecida, sin reservas más allá de 1-2 semanas vista y eligiendo el transporte sobre la marcha. Tirando de couchsurfing en casi todos los lugares y buses/trenes baratos o hitch hiking dependiendo del país y del destino. Sin mayor planificación que una cierta idea de los países que me gustaría visitar.

Mi idea general es recorrerme el Este de Europa (lo que me falte por ver), bajar hasta Rumanía y desde allí ir regresando hacia el Oeste por todos los países balcánicos (Montenegro, Kosovo, Serbia, Croacia…). Llegar hasta Italia y regresar a España desde Bérgamo o desde Suiza, con cualquier vuelo que encuentre barato en esas fechas.

Sin ninguna confirmación y con posibilidad de cambiarlo completamente, la idea general sería algo como esto.

Fechas que por otra parte desconozco por completo, ya que lo mismo me hago el recorrido en cuatro meses como en seis, tal vez me canse en Rumania y me vuelva desde allí, o me dé la vena y tire por Turquía hacia Asia. ¿Quién sabe? ¿Qué necesidad hay de planificar nada?

A partir de ahora voy a probar a cargar con un pequeño netbook, y si saco tiempo suficiente iré actualizando y subiendo algo.

Y ya para terminar os dejo una breve recopilación de fotos de algunos de los países donde he estado.