Malaca, Melaka o Malacca

Casa de madera con la bandera malaya pintada en el tejado

Llamadla como más os guste. Allí es donde empezamos a conocer Malasia, ya que la gigantesca y bulliciosa ciudad de Kuala Lumpur apenas te deja un minuto de desasosiego para relajarte y reflexionar sobre lo que te rodea.

Melaka es una antigua colonia europea, centro de comercio y negocios de la Compañía de las Indias Orientales Neerlandesa, cedida posteriormente a los ingleses. Un buen número de portugueses pasaron por allí entre unos y otros.

Esta herencia deja multitud de construcciones y áreas de la ciudad como podría ser el barrio portugués, la pequeña Amsterdam o la zona colonial británica; así como otras más propias de la actual de las gentes del país como puede ser China Town o Little India.

Little Amsterdam en Melaka

Little Amsterdam en Melaka

A diferencia de Kuala Lumpur, en Melaka puedes llegar a todas partes andando. Te llevará más o menos tiempo, pero las distancias son más asequibles. Y así, caminando, llegamos a una preciosa isla en medio de la ciudad; un antiguo pueblo de casas de madera con una asombrosa ventilación mediante suelos huecos.

En esta isla conocimos a un hombre malayo, famoso el día de mi cumpleaños (31 de agosto) por pintar cada año el tejado de su casa con los colores de la bandera de Malasia. Con él descubrimos los secretos familiares para tener una vejez saludable, tales como llenar la casa de escalones o escaparse semanalmente a nadar en las aguas de una isla próxima.

Colorida ropa tendida en una de las casas de madera de Melaka

Colorida ropa tendida en una de las casas de madera de Melaka

Momento para recordar cómo anda el cambio entre el euro y el ringgit malayo:

4.2 Ringgits son 1 Euro. Comer en sitios baratos suele rondar los 6 ringgits, algo menos de euro y medio.

La primera noche en Melaka nos costó 36 ringgits, las dos siguientes unos escasos 20 ringgits en una pequeña pensión llamada Little Dragon; muy básica, pero cubría nuestras necesidades. Como nota curiosa decir que el router explotó al poco de encenderlo, activé torrent y… ¡pum! Hasta la tarde siguiente no pude volver a intentar descargar algo en aquella lentísima línea.

Ilze en un gimnasio del China Town de Melaka

Ilze en un gimnasio del China Town de Melaka

Probamos unos helados artesanos hechos al momento con las frutas congeladas que eligieras, así como diversos restaurantes locales chinos y malayos, donde el plato podía estar incluso por 4 ringgits.

Te gustará:
El día que haciendo autostop nos recogió una motocicleta tailandesa

En esta sosegada y preciosa ciudad pasamos una última velada con una chica local, de raza china, que ha recorrido todo el Sudeste Asiático con toda clase de experiencias; una pareja de lituanos que trabajan en una pequeña empresa por internet, y que decidieron hace meses instalarse allí; así como diversos viajeros que estaban de paso por Melaka dirección a Kuala Lumpur.

Ruinas de la iglesia de St. Paul Church (San Francis Xavier según los portugueses)

Ruinas de la iglesia de St. Paul Church (San Francis Xavier según los portugueses)

Y de allí nos dirigimos a Singapur en autobús, por 22 ringgits por persona, en un comodísimo autocar con espaciosos, reclinables y acolchados asientos.

Durante nuestra semana en Malasia gastamos lo que vendría a ser 100€ al cambio, yéndose la mitad del dinero en restaurantes, puestos de comida y supermercados. Se podría decir que Malasia es barata, aunque considerablemente más cara que Tailandia, donde nos encontramos en estos momentos.