Kep: el resort del cangrejo

Habíamos leido en varias guías sobre los bungalows en las playas de Kep, sobre la vida relajada y la deliciosa comida; pero no fuimos capaces de hacernos una idea correcta del lugar hasta que llegamos allí tras cruzar la frontera camboyana.

Kep es una región, no un pueblo. Allí viven camboyanos y europeos expatriados, pero no existen calles y bloques de edificios como nos podríamos haber imaginado. El mercado, la farmacia, el ayuntamiento, una panadería, las guesthouses, los restaurantes… todo está esparcido a lo largo de más de 10 kilómetros.

El alojamiento es barato, siendo posible encontrar habitaciones por 3 dólares americanos, pero la comida es bastante cara. La única opción si vas con un presupuesto reducido es ir al mercado y comprar frutas y verduras, o comprar pescados y cangrejos en los puestecillos tras un rato regateando.

Estatua de un cangrejo en Kep
Estatua de un cangrejo en Kep

Si Kep es famosa por algo es por sus cangrejos. En todas las guesthouses y restaurantes verás ofertas de cangrejos servidos de multiples maneras, pero si no quieres pagar 5-6 dólares por un plato, lo mejor is ir al mercado del cangrejo y ofrecer como mucho la mitad de lo que te pidan de mano.

Por un par de dólares nos hicimos con un kilo de cangrejos y con un pescado a la parrilla por un dólar…

Comiendo pescado a la parrilla
Comiendo pescado a la parrilla
Viendo como venden al atardecer los cangrejos recogidos durante el día
Viendo como venden al atardecer los cangrejos recogidos durante el día
Comiendo un kilo de cangrejos
Comiendo un kilo de cangrejos

Otros días compramos fruta fresca. El kilo de plátanos sale por unos 50 céntimos de dólar, y son dulces y deliciosos; pero nuestra fruta favorita en el Sudeste Asiático es el mango, jugoso y tierno, por 75 céntimos te haces con un kilo.

Fue en Kep donde empezamos a prepararnos ensaladas de fruta con leche condensada y cacahuetes.

Te gustará:
Venecia en 60 minutos
Nuestras ensaladas de frutas favoritas empezaron en Kep
Nuestras ensaladas de frutas favoritas empezaron en Kep

Nuestro alojamiento en Kep fue un bungalow en Top Tree Bungalows. Por 3 dólares teníamos una habitación privada, baño, internet, electricidad… Y, lo más importante, la habitación y la ropa de cama estaban perfectamente limpia. Nos sorprendimos oliendo el aroma a suavizante, algo que hacía tiempo que habíamos olvidado.

Nuestros bungalows en Kep
Nuestros bungalows en Kep

Durante nuestros días en Kep aprovechamos para visitar los alrededores en bicicleta: ir a los mercados, relajarnos por los caminos y playas, y visitar el Parque Natural de Kep.

Fuimos en bicicleta el valle del Jasmín
Fuimos en bicicleta el valle del Jasmín
La costa de Kep dede el puerto
La costa de Kep dede el puerto
Relax junto al mar
Relax junto al mar

Las vistas desde la montaña de Kep son preciosas, aunque hay que pasar por caja para entrar. El acceso al parque supone 1 dólar por persona, y si bien permite una caminata entretenida tampoco es algo increíble. Como leeréis en próximos días, nos resultó más agradable y entretenido cruzar junglas en las islas camboyanas que caminar por esta montaña.

Jungla en el Parque Nacional de Kep
Jungla en el Parque Nacional de Kep
Vistas de Rabbit Island desde la montaña de Kep
Vistas de Rabbit Island desde la montaña de Kep

Esa isla que vimos desde la montaña es conocida como la Isla del Conejo (Koh Tonsay en camboyano o Rabbit island en inglés), y allí es donde nos dirigimos desde Kep.