Dalat: en los Alpes vietnamitas

Dalat, o Da Lat, es una ciudad situada en los Alpes vietnamitas, en la cordillera del Centro-Sur de Vietnam. Debido a las villas francesas que se construyeron en la zona, la altitud y las montañas; es habitual realizar la analogía con los Alpes franceses.

Se trata de un lugar ideal si te ves en la necesidad de respirar un aire más puro, tranquilo y frío; ya que debido a la altitud la temperatura baja drásticamente, especialmente por la noche. Algo que se agradece después de varias semanas de playa en playa.

Dalat ha atraído durante muchos años a parejas vietnamitas en luna de miel y a tortolitos de escapada de fin de semana; pero también a mochileros con ganas de montaña.

Los principales atractivos de Dalat se encuentran en sus alrededores. La mayor parte de montañas, lagos y cataratas están bastante alejadas; por lo que a no ser que te guste pasar el día en un autobús o motocicleta entre ida y vuelta, es mucho más aconsejable parar en Dalat solamente como lugar de paso.

Vietnamita refugiada de la lluvia junto a nosotros en un porche

Vietnamita refugiada de la lluvia junto a nosotros en un porche

Afortunadamente, la subida al pico más alto de esta cordillera se encuentra a poco más de 10 kilómetros del centro de Dalat; por lo que podemos encontrar autobuses públicos que nos lleven allí por unos pocos dongs o, incluso, hacer el recorrido a pata como en nuestro caso.

El monte Lang Biang es considerado parque natural, por lo que nos obligan a pasar por taquilla antes de completar la ascensión; pero el coste de la entrada es de sólo 10.000 dongs vietnamitas.

Aprovecho para recordar que 1 euro equivale a 27000 dongs, por lo que 10.000 dongs apenas suponen 36 céntimos de euro.

Entrada al parque natural de Lang Biang

Entrada al parque natural de Lang Biang

En la misma entrada podemos hacernos con un Jeep, y arruinar así la experiencia de la ascensión; o continuar subiendo a nuestro ritmo. Es curioso como todos los Jeeps que pasaron estaban llenos de vietnamitas y orientales, y las pocas personas con las que nos cruzamos andando eran occidentales.

Tras aburrirnos de subir por la carretera decidimos atajar y animar el recorrido, comenzamos caminando por un paso para el ganado, pero acabamos ascendiendo monte a través.

Subiendo monte a través

Subiendo monte a través

Un simpático mono que nos encontramos por el camino

Un simpático mono que nos encontramos por el camino

Las vistas desde el pico de la montaña son preciosas, abarcando todos los alrededores, aunque el ambiente demasiado turístico; con multitud de vendedores, un restaurante con ventanales, columpios, bancos y estatuas por las que debes pagar si deseas fotografiarlas.

Vistas desde la cima del monte Lang Biang

Vistas desde la cima del monte Lang Biang

La bajada la realizamos por una ruta alternativa, supuestamente enfocada a observar las aves; si bien no nos topamos con ninguna. Aún así se trató de una caminata bastante entretenida.

Cuando llegamos a la salida nos dimos cuenta de que habíamos perdido el último autobús de vuelta a Dalat, que salía a las 5:30.

Ilze estaba bastante agotada, y no le hacía mucha gracia realizar la vuelta también a pata; por lo que tras charlar con varios vietnamitas encontré a Lê Trình, un vietnamita que se ofreció a llevarnos en moto. Tres en la moto y sin cascos; pero afortunadamente, y para variar, no se trataba de un conductor demasiado kamikaze.

Una vez en Dalat nos pasamos por una pastelería, ya que celebrábamos el cumpleaños de Ilze; y a la vuelta nos hicimos con una botella del vino local de Dalat; nada recomendable, por cierto, no tiene nada de cuerpo y es bastante aburrido en el paladar.

Celebrando el cumpleaños de Ilze en Dalat

Celebrando el cumpleaños de Ilze en Dalat

El resto de días en Dalat los dedicamos a recorrer la ciudad y los alrededores, a comer típicas frutas secas y a beber zumos concentrados de pulpa, a visitar los puestos del mercado y a quedar con una chica americana que trabaja como voluntaria en una clínica vietnamita.

Frutas secas, snack típico de Dalat

Frutas secas, snack típico de Dalat

¿Alguien se atreve?

¿Alguien se atreve?

Los alrededores de Dalat

Los alrededores de Dalat

Pollo con mango en Peace café

Pollo con mango en Peace café

Más vistas de los alrededores de Dalat

Más vistas de los alrededores de Dalat

Sin lugar a dudas un lugar que merece la pena visitar si recorremos Vietnam.