Países bálticos

Tallin

Último día en Tallin, creo que va siendo hora de hablar de mi experiencia en los estados bálticos. Unas semanas en las que lo he pasado de maravilla.

Si bien generalmente se reconoce como países bálticos al trío Lituania, Letonia y Estonia; lingüísticamente sólo el lituano y el letón son lenguas bálticas. El estonio es un idioma más parecido al finés.

En determinadas épocas se ha considerado a Finlandia como un cuarto estado báltico, pero actualmente tanto oficiosamente como por sentido común se la reconoce como país escandinavo, con los que tiene mayores similitudes.

Realmente a la hora de opinar sobre estos países difícilmente podremos generalizar más allá de la comida, la alta proporción de rusos (40%-50%), la penetración por motivos obvios del idioma ruso y la belleza de las mujeres.

El autostop en todos estos países funciona muy bien, la gente es muy agradable y hospitalaria, e incluso cuando ellos no hablen apenas inglés tratarán de comunicarse contigo, ¡en una ocasión el conductor llamó a una amiga para que hiciera de traductora!

En los demás aspectos, especialmente económicamente, Estonia está veinte pasos por delante de sus vecinos sureños. Tras su independencia apostaron por la tecnología y actualmente es el Silicon Valley europeo. Grandes empresas como Skype nacieron en tierras estonias.

Las similitudes de Estonia con los países escandinavos son casi mayores que con los bálticos, si bien su sistema impositivo es diferente a las socialdemocracias establecidas en Noruega, Suecia o Finlandia; lo que hace que los precios no sean tan disparatados, son bastante parejos a los precios de España.

Para que os hagáis una idea cuando llegué a Lituania pude disfrutar de comidas por 3€ y cervezas por menos de 1€ al cambio. Pasé a Letonia y los precios se incrementaron levemente, las comidas unos 5€ y las pintas entre 1 y 1,75€. En Estonia tiré de supermercados y las rubias salen por unos 2,5-3€.

Te gustará:
Visa run en Turquía en autostop

Los lituanos y letones se mofan de los estonios ya que los consideran lentos. Jugando al futbolín, cada vez que mi compañera letona encajaba un gol argumentaba que su portero era estonio. Y la verdad es que en Estonia no se molestan en negar que ellos se lo toman todo con calma.

El hobby nacional en Estonia consiste en tomar el sol durante todo el día hasta ponerse como un tomate. En cuanto a deportes se les da bastante bien el volley, especialmente a las chicas en la playa… Pero en fútbol apestan bastante y ellos mismos se mofan de su propio equipo.

El casco antiguo más bonito de la zona es el de Tallin, con diferencia. De hecho me atrevería a decir que supera al de Praga, es realmente encantador.

En Lituania viven el baloncesto con gran pasión, de hecho viví en directo el triunfo del Zalguiris Kaunas en el campeonato nacional. Con una gran fiesta pasada por agua y fuegos artificiales.

Pero si lo que quieres es salir de fiesta, nada mejor que Riga. Las mujeres son preciosas y simpatiquísimas, los hostels baratos y la cerveza también. ¿Qué más se puede pedir?

Blonde Parade