¿Quieres ir a vivir a Londres pero no tienes un duro?

¿No quieres, o no te puedes permitir, pagar por alojamiento mientras buscas trabajo en Londres?

Existen comunidades de voluntariado donde podrás encontrar trabajos a tiempo parcial a cambio de alojamiento y comida, en algunos casos con posibilidad de recibir alguna pequeña propina, aunque no esto último no es lo habitual.

Una forma ideal de vivir en Inglaterra sin gastar nada y sin el riesgo de tardar en encontrar trabajo; ya que puedes montarte en un avión con rumbo a Londres con algo asegurado.

Echa un vistazo a páginas de voluntariado como HelpX, Workaway o Volunteers Base. La última es totalmente gratuita -aunque con menor contenido-, las otras dos funcionan mediante suscripción aunque los precios son muy razonables.

Cógete el próximo vuelo a Londres, y vive sin gastar un duro mientras practicas tu inglés y aprovechas para viajar por Inglaterra.

Y, si una vez que estés allí tienes ganas de buscar un trabajo “de verdad”, siempre puedes buscarlo sin el gasto inicial de alojamiento y manutención.

En Londres encontrarás una abrumadora cantidad de ofertas, promociones y descuentos. Consumismo en estado puro. Pese a que los precios de antemano puedan parecer altos, es posible hacer la compra, salir a comer a mitad de precio o beber en happy hours casi cualquier día de la semana.

¿Por qué NO ir a Londres para aprender inglés?

Picadilly Circus

Quieres ir a vivir a Inglaterra para mejorar tu inglés, así que decidiste ir a Londres. ¿No? ¡Error!

Londres es una ciudad enorme, gigantesca, multicultural. Tan diversa que la tentación de hablar en cualquier otro idioma -español en tu caso- va a ser excesiva.

Al final, cuando por fin estés viviendo en la capital inglesa, acabarás juntándote con gente española y no te aislarás lo suficiente como para pensar única y exclusivamente en inglés.

Te gustará:
Una nueva vida en China

Y esa es, precisamente, la clave para aprender un nuevo idioma de manera rápida. El aislamiento, la necesidad.

Si lo único que oyes y la única manera de comunicarte es en un idioma extranjero, al final cambiarás el chip en tu cabeza y dejarás de pensar en tu idioma materno. ¡Llegará un momento en que hasta tus sueños serán en inglés!

Si tus motivos para ir a vivir a Londres son aprender el inglés, mejor vete a un pueblo pequeñito. O, al menos, a una ciudad más tranquila.

Lo agradecerás no solo a la hora de mejorar tu inglés, sino en tu bolsillo.

La vida en Londres es muy cara. Muchísimo más que en cualquier otra ciudad británica. Los sueldos son mejores, hay más oportunidades, pero también hay mucha más competencia. Es una de las cunas del capitalismo y de la carrera de ratas en la que buena parte de nuestra sociedad vive. ¡Huye de aquello!

Una buena alternativa es Manchester, donde yo pasé año y medio trabajando antes de empezar esta vuelta al mundo en bicicleta, y que desde luego es mucho más tranquilo y barato. Aunque allí también te cruzarás con muchos españoles, por lo que dependerá de ti el aislarte o el sucumbir a la tentación.

A Londres de visita

Big Ben por la noche

Otra cosa es que quieras ir a Londres de turisteo, ahí sí que merece la pena.

Londres tiene un montón de sitios de interés, enormes museos gratuitos, mercados, parques, calles y lugares famosos por los que perderse.

Culinariamente, debido a la diversidad e internacionalidad de sus habitantes, Londres ha dado un gran paso adelante en estos últimos años. Hoy en día es posible comer en todo tipo de restaurantes sin salir de la capital británica. Hoy tailandés, mañana brasileño. Sin problema.

Te gustará:
El día que cambió mi vida

Londres es un buen lugar para salir de fiesta. El mito de que en Inglaterra cierran todo a la medianoche no se cumple en Londres, aunque hay que saber a donde ir. Si encuentras buena compañía podrás seguir de fiesta hasta bien entrada la madrugada.

Hay actividades culturales a raudales, si quieres ir de conciertos y exposiciones no vas a tener tiempo de parar por casa.

Londres es una ciudad tremendamente activa, donde siempre está sucediendo algo. ¡Ideal para los de culo inquieto!